MSC Cruceros anuncia la inauguración de su isla privada, la reserva marina Ocean Cay, para octubre de 2018.

La empresa de cruceros ha anunciado que la ceremonia oficial tendrá lugar el 6 de octubre, en presencia del primer ministro de las Bahamas, Perry G. Christie, y otros altos dignatarios del gobierno del país.

Trabajando en colaboración con el Gobierno bahameños y ecologistas, la compañía está transformando el sitio industrial en una reserva marina, que coexistirá en armonía con el ecosistema local. Se trata de un proyecto complejo que va a transformar la base de la economía de la zona -actualmente basada en la explotación de sus recursos- para proporcionar una experiencia lugareña única y auténtica, exclusivamente para los pasajeros de MSC Cruceros.

En palabras del presidente ejecutivo del grupo, Pierfrancesco Vago, «a medida que finalizábamos los planes de construcción de este destino único, nos hemos ido dando cuenta de que para garantizar el nivel de calidad y atención a los detalles, tanto de las instalaciones como de los servicios, era necesario dedicar un período de tiempo más largo. De hecho, trabajando en el proyecto final, era difícil no querer enriquecer aún más este destino de playa único con nuevos y adicionales servicios exclusivos para nuestros clientes. Esto, naturalmente, ha necesitado más tiempo de lo previsto inicialmente -asegura-. A su vez, me complace anunciar que las obras de preparación en la isla ya ha comenzado, tal y como estaba previsto»

En relación con la ampliación de los servicios de la isla -que estarán a disposición de los pasajeros en cuanto se inaugure- se incluyen obras complementarias, como por ejemplo la expansión de los alojamientos para la gran cantidad de personal que trabajará en la isla recibiendo y atendiendo a los pasajeros de los cruceros que atraquen seis días a la semana.

Las escalas de MSC Seaside y MSC Divina en la reserva marina Ocean Cay –que estaban programadas anteriormente para diciembre de 2017– serán sustituidas por escalas en Nassau.

Paraíso del ocio

Uno de los principales reclamos de la isla será el entretenimiento, en particular la música en vivo, con un anfiteatro de más de 2.000 asientos para poder organizar diferentes eventos. Lo acompañarán numerosos bares y restaurantes para poner un broche perfecto a las veladas nocturnas. Para los más comodones, durante la escala todos los servicios e instalaciones de los barcos de la compañía, incluso el casino, permanecerán abiertos y operativos.

Además, está previsto construir una red de senderos para caminar y correr. MSC incluirá la posibilidad de alquilar bicicletas y otros medios de transporte.