Hay quienes piensan que un lugar no es del todo bello si un escritor no le ha dedicado alguna vez un hermoso verso.

Aunque numerosos destinos y paisajes de España son populares de por sí, lo cierto es que hay algunos que han sobresalido por encima de otros a lo largo de la historia de la literatura. Con motivo del Día Mundial de la Poesía, que se celebra hoy 21 de marzo, weekendesk.es -especializado en escapadas temáticas de fin de semana- ha seleccionado los cinco destinos turísticos que acumulan más versos.

‘Campos de Castilla’, de Antonio Machado (Soria)

«Es la tierra de Soria árida y fría. Por las colinas y las sierras calvas, verdes pradillos, cerros cenicientos, la primavera pasa dejando entre las hierbas olorosas sus diminutas margaritas blancas», escribía Antonio Machado en sus ‘Campos de Castilla’. Aunque Jaime Gil de Biedma se merece una mención especial por su residencia en Nava de la Asunción, provincia de Segovia, hasta ahora hay pocos escritores como el maestro sevillano que hayan retratado mejor la meseta castellana. Para seguir con esta experiencia contemplativa, qué mejor que alojarse en La Posada Real Santa Quiteria, un lujoso establecimiento de 5 estrellas, situado en Somaén, provincia de Soria. Su estratégica localización permite al visitante relajarse en un entorno natural único, ideal para realizar actividades al aire libre, como por ejemplo, pescar en el río Jalón; el cual se puede observar también desde el hotel.Borrador automático 572


‘Canción del jinete’, de Federico García Lorca (Córdoba)

«Córdoba Lejana y sola. Jaca negra, luna grande, y aceitunas en mi alforja. Aunque sepa los caminos, yo nunca llegaré a Córdoba». ¿A quién no le ha venido alguna vez a la mente los versos de Lorca cuando visita la ciudad de los ‘Omeyas’? Desde Séneca a Antonio Gala, numerosos intelectuales han quedado prendidos por el embrujo de Córdoba. Para dejarse seducir por sus encantos durante un fin de semana, una opción es alojarse en el Itaca Colón, situado en pleno centro de Córdoba, a tan solo 500 metros de la plaza de Colón. Además, se puede tener acceso al hammam Al Andalus Córdoba. ¿Quién no desea «llegar a Córdoba»?Borrador automático 573


‘Adiós Ríos’, de Rosalía de Castro (Galicia)

Hablar de Rosalía de Castro es hablar en todo momento de Galicia. En una escapada de fin de semana, merece la pena acercarse hasta A Casa Museo–Fundación Rosalía de Castro, en Padrón, A Coruña, para visitar la hermosa residencia de la escritora gallega. Pero para asombrarse por un pazo, entonces hay que pararse en el de Faramello, el cual han destacado con su tinta Rosalía de Castro, Emilia Pardo Bazán o Camilo José Cela. Para descansar, el Hotel SPA Vía Argentum es ideal para respirar aire puro. Se trata de un lujoso alojamiento recientemente inaugurado y a solo 30 minutos de Santiago de Compostela. Mientras se disfruta de la naturaleza, qué mejor momento para acordarse de los versos de Rosalía de Castro en su ‘Adiós ríos, adiós fontes’: «Miña terra, miña terra, terra donde m’eu criei, hortiña que quero tanto, figueiriñas que prantei».Borrador automático 574


‘Pongamos que hablo de Madrid’, de Joaquín Sabina (Madrid)

Cualquier calle de Madrid inspira poesía. Y si no, que se lo digan a Joaquín Sabina, Pereza o Víctor Manuel y Ana Belén, quienes han dedicado sus versos a sus rincones, monumentos y a la forma de vida en la ciudad. Desde muchos siglos atrás, Madrid ha acogido a reconocidos literatos en su mítico Barrio de Las Letras: Cervantes, Lope de Vega, Quevedo o Góngora son solo alguno de ellos. Este último, por ejemplo, les decía a sus viajeros: ‘Madrid, oh peregrino, tú que pasas’. Para quedarse tan enamorado de la capital como quienes le dedicaron unas líneas alguna vez, existe la posibilidad de alojarse en el Hotel Vincci Via 66, situado muy cerca del Teatro Lope de Vega.Borrador automático 575


‘Poema al Río Ebro’, de Miguel Hernández (Aragón)

Aunque Miguel Hernández era alicantino y uno de sus poemas más sonados fuera ‘Andaluces de Jaén’, no se puede terminar el recorrido sin hacer un alto en Aragón. Allí resuenan los versos del escritor de la Generación del 27 en su ‘Poema al Río Ebro’: «Tú, que no conoces las palmeras en un oasis de llanuras, bajo de montes como un coloso te precipitas». Pese a ser yerma, esta tierra ha sido testigo de numerosas hazañas e historias narradas durante siglos. Para vivir una experiencia medieval existe el Hotel Castillo Bonavía, un elegante edificio construido a modo de fortaleza y que recuerda a la Edad Media gracias a su cuidada selección de tapices y armas.Borrador automático 576