130 obras de De Kooning, Pollock o Rothko llegan a Bilbao para la muestra ‘Expresionismo abstracto’.

Eran las décadas de 1940 y 1950. La Segunda Guerra Mundial había sacudido a toda una generación, el free jazz era la banda sonora de la calle y la literatura de la generación beat ya había empezado a plantar la semilla del movimiento hippy.

En este bullicioso ambiente surgió el expresionismo abstracto, un movimiento artístico con epicentro en Nueva York que dio a algunos de los artistas más importantes del siglo XX: Jackson Pollock, Mark Rothko, Willem de Kooning… Toda una generación de artistas a la que se suele agrupar bajo la misma etiqueta, pero en la que el estilo de cada uno es diferente.

A través de 130 obras, la muestra Expresionismo abstracto, en el Museo Guggenheim de Bilbao hasta el 4 de junio, ofrece una amplia panorámica de este periodo que exige que sea el espectador quien complete la experiencia con su propia percepción.