El semáforo verde se encendió para el Circuit de Catalunya el 29 de septiembre de 1991, con la disputa de su primer premio de Fórmula 1. En la vuelta del Gran Circo a Montmeló, este 15 de mayo, recordamos los cinco momentos clave de estos 25 años de furia y gasolina.

POR VÍCTOR GODED

 

Lucha de titanes (1991)
La prueba inaugural en Montmeló no defraudó. Para el brasileño Ayrton Senna y el inglés Nigel Mansell, Barcelona era una parada clave en su lucha por el título mundial. La carrera cayó del lado británico, tras una prodigiosa pasada a Senna, aunque fueron el brasileño y su McLaren Honda quienes se hicieron con el campeonato.Montmeló. 25 años no son nada


Schumacher cultiva su leyenda (1996)
El alemán inauguró su casillero con la escudería Ferrari en una prueba que más pareció una exhibición que una auténtica carrera, disputada bajo una lluvia torrencial. Sus rivales solo pudieron acercarse a saludarlo en la salida, porque en la meta llegaron, como mínimo, a un minuto de él.Montmeló. 25 años no son nada 1


Una derrota cruel (2001)
Durante tres años consecutivos, Montmeló fue testigo de la dictadura de Mika Hakkinen. El idilio del finlandés y de su McLaren Mercedes con Barcelona acabó en 2001, cuando su monoplaza rompió a falta de cinco vueltas. Ganó Schumacher.

Montmeló. 25 años no son nada 2


Un triunfo para la historia (2006)
Fernando Alonso inscribió su nombre en letras de oro en el Circuit al convertirse en el primer y único español en ganar en suelo barcelonés. Arropado por 130.000 espectadores, el campeón del mundo hizo valer su pole para subirse a lo más alto del podio. Fue otro eslabón más para su segundo campeonato de Fórmula 1.Montmeló. 25 años no son nada 3


Otra victoria vestido de rojo (2013)
Todo estaba en su contra. un mal año, un coche deficiente y, sobre todo, una posición retrasada en la parrilla de salida. Pero Alonso quebró la maldición y ganó, tras salir quinto, en la que para los aficionados fue la mejor remontada del año en el Gran Circo.Montmeló. 25 años no son nada 4