El director del RACE, Carmelo Sanz de Barros, saca de paseo la joya de su Fundación, un Hispano Suiza 20 HP de 1907. ¿Su valor? Incalculable. ¿Su estilo? Inconfundible.

POR JUANJO ESTEBAN

No espera que por las pistas del Jarama vuelva a correr ningún Fórmula 1. Ni siquiera en 2021, cuando habrá concluido el Plan Jarama, el ambicioso proyecto de remodelación del autódromo madrileño puesto en marcha por el Real Automóvil Club de España (RACE). Pero Carmelo Sanz de Barros, su presidente, sí cree que para entonces ya estará abierto uno de sus sueños. el Museo Nacional del Automóvil Español que, entre otras muchas piezas ilustres, mostrará la impresionante colección de coches históricos que atesora la organización. Son quince, todos anteriores a 1912, comprados por RACE o cedidos por sus dueños, y cada uno con un valor incalculable.

De entre todos, Sanz de Barros elige uno especial. un Hispano Suiza 20/30 HP de 1907, un vehículo genuinamente español. «De este modelo se fabricaron 116 unidades entre 1904 y 1907 y esta es la única que pervive. Es el Hispano Suiza más antiguo que existe en el mundo. Funciona perfectamente y el estado de originalidad de todas sus piezas es magnífico». Es robusto, hermoso, descapotable, tiene capacidad para 6-7 pasajeros, un motor de 3.768 cc y 20 CV de potencia, y un consumo de poco más de 15 litros de gasolina cada cien kilómetros.

«El coche se le compró en 1958 a Manuel Cantó, un socio muy activo del RACE, pero puso una condición. que se lo dejásemos llevar a la Exposición Universal de Bruselas de mayo de ese año». Y así fue. Fue y volvió por carretera y desde entonces está en poder del RACE, que lo guarda con mimo junto con la colección que conserva en el Jarama, lo saca en contadas ocasiones y solo puede verse con cita previa (www.race.es).

Los mimos le vienen de José Ruiz Thiery, patrono-director de la Fundación RACE, el único que tiene el honor de conducir este vehículo. «Por este Hispano Suiza, el RACE pagó 72.200 pesetas en 1958 -explica Sanz de Barros-, pero no me preguntes su valor porque no lo sé. No está en venta, pero valdrá lo que alguien quiera pagar por él, seguro que más de siete dígitos».


El coche más valioso de España 1Una joya única

Hispano Suiza es la más renombrada fábrica española que ha existido. Con una proyección internacional amplísima en su momento, no solo fabricaba una variada gama de automóviles coronada por unos hermosos chasis de cuatro, seis y doce cilindros vestidos por los más prestigiosos carroceros del mundo, sino que sus motores de aviación alcanzaron una reputación y un renombre que hizo que varios fabricantes industriales se interesaran por conseguir la licencia para su construcción. 

El modelo de la Fundación Race es uno de los 116 vehículos 20 HP que se fabricaron entre 1904 y 1907. Este, concretamente, es de la serie 18, fabricada en 1907. Y tiene varias características que le dan un valor excepcional: es el Hispano Suiza más antiguo que existe en el mundo, ha tenido un funcionamiento perfecto desde su construcción y el estado de original de todas sus partes es magnífico.

Tiene cuatro cilindros, un cubicase de 3768 cc, está propulsado por gasolina, tiene cuatro velocidades más marcha atrás, alumbrado por carburo, suspensión por ballestas, chasis metálicos y frenos solo en las ruedas traseras. Puede alcanzar una velocidad máxima de 70 km/hora y no consume más de 20 litros cada cien kilómetros.