Hay vida más allá de los escenarios, las cámaras o las plazas de toros. En ese espacio, también conocido como tiempo libre, los famosos liberan su mente a ritmo de zancadas, brazadas, pedaladas o swings. Un punto de encuentro entre el esfuerzo y el placer.

POR VÍCTOR GODED

 


DAVID BUSTAMANTE (GOLF)

¿Cómo se relaja Bustamante antes de los conciertos? La respuesta está en el golf. «Es mi vía de escape». El cantante, que ha convertido su apellido en una marca (lo de David queda para casa), suele buscar un club en cada ciudad donde actúa. «Lo hago para desconectar y evitar pensar en cómo tengo la voz o para aliviar la tensión del directo. El silencio del paraje me ayuda a oxigenarme». Aunque es un deporte habitual de su tierra, Cantabria, la afición le atrapó hace menos de dos años. Un descubrimiento del que le sorprendió «la camaradería de quienes lo practican» y que se lo considere un deporte elitista, «cuando puedes jugar sin gastarte mucho dinero». Reconoce que se maneja mejor en el green que en las calles o los tees y que en ocasiones comparte golpes y confesiones con amigos profesionales de la talla de González Fernández-Castaño, Sergio García o Álvaro Quirós. «Trato de jugar al menos un día por semana». Eso si la promoción de su nuevo disco, Amor de los dos, grabado en Los Ángeles, no se lo impide. «Mi productor, Jorge Avendaño, me ha ayudado a cantar desde las entrañas, con una media voz que nunca había hecho». ¿Gracias al golf? «Puede ser». Y sonríe mientras se prepara para darle a la bola…SPORTAHOLICS Locos por el deporteBustamante lleva chaleco y jersey, de Alan Paine; pantalón, de Polo Ralph Lauren; y zapatos de golf, de Nike.

Agradecimiento: Real Club de golf La Herrería.


DAVID MORA (NATACIÓN)

De pequeño no podía nadar porque tenía sinusitis, pero a los siete años se lanzó a la piscina con el equipo de su colegio y no ha parado. Logró ser campeón de Madrid en varias ocasiones y su mayor éxito fue un segundo puesto en el Campeonato de España, en 50 metros mariposa, su especialidad preferida. «Entrenaba de lunes a sábado más de dos horas diarias; seis días en los que hacía hasta 4.000 metros». Con la mayoría de edad decidió dejar el agua. «Era mucho sacrificio y no me compensaba». Pero solo la abandonó tres años. Ahora, reconciliado con la natación, la practica al menos una vez por semana. «Me mantiene en forma y me ayuda a olvidar los problemas. Hacer deporte y pensar no casan bien». Pero Mora, que ha dado a conocer entre el gran público por su papel de sordomudo en el filme Kiki, el amor se hace, no es únicamente de piscina. En verano también se zambulle en aguas de Menorca. Y su idilio con el mar le animó a sacarse un curso de buceo. «Me iba a Indonesia con los amigos y no me quería ir sin ver sus fondos marinos». Pero este verano tendrá que conformarse con la piscina. las dos películas que va a rodar tienen la culpa.SPORTAHOLICS Locos por el deporte 1El actor lleva bañador, de Antony Morato; y chaqueta, de U Adolfo Domínguez.


MIGUEL ABELLÁN (RUNNING)

Corre por necesidad. Profesional y laboral. «No tengo entrenador personal y suelo salir a correr con mis novilleros». Él mismo es el que se marca las pautas de trabajo semanal y en su maleta, cuando viaja por placer o por su ocupación, nunca falta ropa deportiva. «Corro el mismo día de la corrida. Incluso, antes de vestirme, acostumbro a trotar 30 minutos de manera suave para calentar el cuerpo». Su escenario preferido es el campo, por donde da zancadas seis veces por semana a una media de entre diez y doce kilómetros diarios. Con una excepción: «Un día a la semana hago una tirada larga y alcanzo los 16 km». Lo que no varía en la rutina de Abellán es ‘reservar’ mil de esos metros para ejercitarse marcha atrás, clave en su trabajo: «Es la única manera que tenemos de encarar al toro: cara a cara. Si en la plaza corro hacia delante pierdo la visión para saber en qué dirección va». Abellán tiene claro que cuando cuelgue el capote le gustaría apuntarse a carreras populares como la San Silvestre. Pero para eso todavía le queda. De momento, esta temporada, tras torear en Las Ventas tiene en su agenda marcada en rojo una cita: la feria de San Fermín.SPORTAHOLICS Locos por el deporte 2El torero madrileño lleva chaleco, pantalón y malla de Reebok; camiseta, de Pull&Bear Gymwear Collection; y zapatillas de Nike para AW LAB.


JAIME CANTIZANO (CICLISMO)

Aunque reconoce que llegó algo tarde al deporte («empecé a practicarlo a los 16 años»), a Jaime Cantizano le ha dado tiempo de pasar por un buen número de especialidades: kárate, natación, waterpolo, fitness o running, su gran afición. Una pasión que ahora ha dejado por el clicismo. «La Maratón de Nueva York ha tenido la culpa. Me preparé durante un año para correrla. Y la acabé. Pero mis talones de Aquiles sufrieron mucho y tuve que parar. Entonces encontré en la bicicleta el mejor remedio para calmar mi sed de actividad deportiva». Los fines de semana, Cantizano, que cumple su tercera temporada presentando Atrévete, en Cadena Dial, lejos de recuperar el sueño perdido por los madrugones que acumula de lunes a viernes, prefiere invertirlo en disfrutar pedaleando por la sierra madrileña y los alrededores, porque adora «la combinación de naturaleza y montaña». Y en las vacaciones tampoco se olvida del ejercicio físico: «Aprovecho los viajes para hacer rutas en bici. La última fue en Mallorca, de unos 90 kilómetros, en la que pasé por Palma, Valldemossa y Sóller. Una maravilla».SPORTAHOLICS Locos por el deporte 3El periodista y conductor de ‘Atrévete’, en Cadena Dial, lleva camiseta, de Le Coq Sportif; Y malla y zapatillas, de Reebok. 


 

Por Víctor Goded Fotografías: Javier Salas  Dirección creativa: Beatriz Tárrega  Estilismo: José Lupa Peluquería y Maquillaje: Nuria Estero para Bobbi Brown Asistente de fotografia: Jose Bernad